sábado, 6 de diciembre de 2008

Jonathan Strange y el Señor Norrel




SINOPSIS: En la Edad Media, cuando la magia aún se practicaba en Inglaterra, vivió el Rey Cuervo, el más grande de todos los magos. Tiempo después, a principios del siglo XIX, la magia ha sido completamente olvidada y la leyenda del rey mago del Norte apenas la conocen unos pocos caballeros dedicados al coleccionismo y el estudio de los antiguos libros de hechizos. Hasta el día en que el esquivo señor Norrell, de Hurtfew Abbey, hace que las piedras de la catedral de Cork hablen. La noticia del retorno de la magia se extiende como la pólvora y el señor Norrell, convencido de que debe poner la práctica de la magia al servicio del gobierno en la guerra contra Napoleón, se traslada a Londres. Allí conoce al joven Jonathan Strange, un brillante y voluntarioso mago, y después de superar algunos recelos, consiente en acogerlo como discípulo. A su paso encontrarán amor y muerte, portentos y crueldades, suspense y sorpresas, pero el camino de la gloria los acercará irremediablemente al abismo y sufrirán las consecuencias de la rivalidad y la ambición, por las que pagarán un altísimo precio.


Es un libro contradictorio: se hace interminable cuando te lo estás leyendo pero cuando te lo acabas te da lástima no poder seguir leyéndolo.
El tema es fantástico, en un sentido literal: en Inglaterra se restituye la magia de la mano de los dos magos del título, cada uno a su manera. Aparecen duendes y otros seres fantasiosos, sin embargo todo se narra con el estilo de una crónica, con gran realismo y verosimilitud, lo que forma parte del encanto del libro. Lo recomiendo sin ninguna duda.
Está publicado en bolsillo por Quinteto, y sin ánimo de asustar: tiene 910 páginas.


___________

2 comentarios:

Patata dijo...

Me encantó. Hizo que me volviera a interesar por la fantasía, porque después de Tolkien pensaba que toda la fantasía era una imitación del Señor de los Anillos.
Es muy interesante y sobre todo destacazría las notas a pie de página que son un complemento para entender la historia llegando a convertirse en una narración más intersante en ciertas ocasiones.

Además me gusta mucho como involucra a algunos personajes históricos en ls historia.

Algún día lo releeré

Eva dijo...

Sí, es verdad, ese estilo como de crónica histórica es lo mejor de la novela, y el hecho de que aparezcan personajes que existieron realmente contribuye a que acabes "creyéndotelo", pese a que sabes que la magia no existe.