martes, 3 de marzo de 2009

El cerebro de Kennedy





SINOPSIS: En otoño de 2004, la arqueóloga sueca Louise Cantor, que dirige unas excavaciones en el Peloponeso, se dispone a regresar a su país por unos días para participar en un seminario sobre enterramientos en la Edad de Bronce. Arde en deseos de ver a su hijo Henrik, que vive en Estocolmo y al que planea visitar antes de volver a Grecia. La víspera de su partida, varios contratiempos la llevan a rememorar la ruptura con su ex marido, Aron Cantor, que la abandonó años atrás y ahora está en paradero desconocido. Ya en Suecia, decide ir a ver a su hijo pese a que éste no ha contestado a ninguna de sus llamadas en los últimos días. Cuando entra en el apartamento de Henrik, extrañamente silencioso, verá algo que tardará en asimilar: su hijo está muerto. Aunque los forenses dictaminan que se trata de un suicidio, Louise, decidida a averiguar por su cuenta los motivos de la muerte de su hijo, se lanza a un arriesgado periplo que le llevará de Australia a España, de Suecia a Mozambique.


Como todos los libros de Mankell que he leído, está bien escrito y bien estructurado. Pero además este es más breve que los del inspector Wallander y se lee de un tirón.
Quizás no llega a profundizar en los personajes y la trama queda un tanto abierta. Por poner alguna pega. Y cómo ya lo destripan bastante en la sinopsis de la contraportada no voy a decir nada más.
Es un libro recomendable en todos los sentidos.


__________

1 comentario:

letrasennegro dijo...

Me lo apunto para verano, que tiene buena pinta.