martes, 24 de mayo de 2011

Matar a un ruiseñor




Harper Lee ganó en 1960 el premio Pulitzer con esta novela que relata la tensa relación entre blancos y negros en los años 30 en el estado de Alabama.
Un negro es acusado de violar a una joven blanca. Atticus Finch (es imposible imaginárselo diferente a Gregory Peck, que lo interpretó en la película de Robert Mulligan) es quien debe defenderlo. A través de la voz inocente de su hija de siete años vemos la vida pasar en esta comunidad llena de conflictos raciales y prejuicios sociales.
Tiene un arranque un poco fatigoso, pero vale la pena leer este clásico. Dicen que es la lectura obligatoria para todos los escolares estadounidenses. Impresiona después de leerla que hace 50 años aún era impensable un presidente negro...

6 comentarios:

Carmen dijo...

Lo leí hace tiempo y me encantó. Y la peli también. Si me permites, Eva, lo de "Un negro" me sonó un poco mal, la verdad. Serán cosas mías...
Besines,

Eva dijo...

A mí me falta por ver la película.
Lo de "Un negro" para nada pretendía ser despectivo. Me parece más irrespetuoso utilizar eufemismos como "hombre de color".

Carmen dijo...

Lo dicho, Eva, deben ser manías mías.
Besos,

David C. dijo...

La película, basada en el libro, es excelente.

Eva dijo...

La hicieron hace poco por la tele, pero solo llegué a ver un tozo, me pareció muy fiel al libro. Seguiré tu recomendación y a ver si la puedo conseguir para verla entera :)

Anónimo dijo...

un hombre negro.