martes, 19 de febrero de 2013

L'Epicerie


























Esta novela es como una de esas películas de sobremesa, con personajes simpáticos en un entorno idílico, con un peligro que los acecha. Pero la unión hace la fuerza y todo acaba cómo debe acabar.
El problema es que no tiene el ritmo de esos guiones tan bien calculados de los telefilmes norteamericanos, se hace repetitiva. Y a ratos es un poco ñoña.

Es la segunda parte de otra novela, L'Aubergue, pero yo no lo sabía y tampoco he notado nada.






2 comentarios:

Carmen dijo...

Ñoñerías no gracias, jeje.
Besines,

Rebeca Aguilar dijo...

Pues uno que me ahorro XD