sábado, 20 de octubre de 2012

Rincones de lectura


Cuando empieza el mal tiempo, me metería todas las tardes en una bañera con el agua caliente-quemando y un buen libro, cerraría bien la puerta para que no me molestasen y allí estaría hasta que el frío me hiciera salir.
   Aquí os dejo unas cuantas bañeras deliciosas para leer y relajarse.
 




























1 comentario:

Nill dijo...

Que gran verdad... con este frío no hay nada mejor que una bañera con agua muy calentita!!!
Ojala algún día tenga una bañera de esas, son ideales *O*