martes, 17 de julio de 2012

La muerte llega a Pemberley


























P.D. James revisitando a Jane Austen. No podía fallar. Pero falla.
Porque no es Jane Austen, y tampoco llega a ser del todo P.D. James. El libro se deja leer con facilidad, pero el misterio que lo convierte en novela negra queda muy diluido en el intento de darle un tono costumbrista a la vida de Mr. Darcy y Elisabeth varios años después del final de Orgullo y prejuicio, con lo que la novela se queda en un intento fallido.


1 comentario:

Coro San Bernabé El Escorial dijo...

Gracias por tus comentarios! acabo de descubrir tu blog y lo apunto en mis favoritos para leerlo más profundamente.