martes, 4 de noviembre de 2008

Me refiero a los Játac




SINOPSIS: Játac es el nombre de un grupo de amigos, adolescentes, y corresponde a las iniciales de sus componentes: Jorge, Albert, Tiny, Albert y Carlos. Este último rememora sus andanzas y trágicos juegos veintidós años después, cuando debe regresar a los desagües donde, en 1981, los Játac, habían descubierto la guarida de los tres chicos más temidos del barrio y de la escuela. En el interior de aquellos túneles, los Játac se habían enfrentado a los matones y Tiny –el menor de aquéllos– había herido a Altagracia, el miembro más peligroso de la banda contraria, arrojándole una linterna a la cara. Posteriormente, Tiny aparece brutalmente asesinado. La policía busca a la banda de Altagracia, pero los tres muchachos desaparecen del barrio. La culpa que dirige la vida de Carlos, de treinta y cinco años, a lo largo de todo este tiempo actúa como una fuerza motora que hace que el lector le siga en sus sentimientos y sinsabores hasta un final sorpresivo, terriblemente impactante, donde la crueldad y la violencia infantiles irrumpen con una fuerza y una naturalidad pasmosas.


Me sorprendió mucho este libro, lo vi recomendado en una revista y decidí darle una oportunidad. No me arrepentí, es una historia sencilla pero intrigante, bien contada y muy cercana. Alterna el presente de un treintañero desencantado y el pasado de un grupo de chicos que viven la vida como un juego, incluso cuando la tragedia les alcanza. A medida que avanza la novela se vuelve más tensa y como dice la sinopsis hay un final sorpresivo, bueno, yo diría sorprendente. Es una buena lectura. El autor es Carlos Peramo y el libro ganó el Premio Bruguera de novela.

__________

3 comentarios:

Patata dijo...

Este tiene buena pinta. Me lo recomiendas para hacer tiempo mientras me decido a empezar con festín?

Eva dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Eva dijo...

Sí que te lo recomiendo. Es un libro de esos que parece que no tengan nada, pero que te dejan un buen sabor de boca cuando te los acabas, pese al tema, que no es ligerito.